Pachita Chamana: La curandera mexicana operando con cuchillo y su relación con Jacobo Grinberg

Bárbara Guerrero, mejor conocida como Pachita la curandera, fue una chamana mexicana a quien se le atribuyen poderes de sanación y que realizaba operaciones quirúrgicas sin anestesia. Debido al prestigio que le otorgaron sus asombrosas curaciones, se ganó el respeto de la gente, de políticos y artistas que la visitaban para recibir su intervención.

La vida de Pachita resulta fascinante, desde el enigma de su fecha de nacimiento, el abandono de sus padres y su faceta como soldadera. Además, algunos historiadores sugieren que predecía el futuro mediante la astrología y los estados no ordinarios de conciencia.

Pachita curandera, la chamanista mexicana
Pachita curandera y Grinberg compartían interés por el chamanismo

Historia de Pachita Chamana

La infancia de Pachita fue difícil, por el año 1905 sus padres la abandonaron porque sus predicciones ocasionaban conflictos en el pueblo. Imagina lidiar con la mentalidad de esa época, y encima, si una persona caminaba por la calle, escuchar que la niña decía: «Esa persona morirá». Lo impresionante es que si señalaba la muerte de una persona, esta ocurría a los pocos días, lo que provoco que le llamaran bruja.

Cuando sus padres la dejaron en la calle, fue adoptada por un negro antillano que trabajaba en un circo. Este personaje llamado Charles Mingus descubrió los dones de Pachita y le enseño los secretos del chamanismo africano. Estuvo viviendo en el circo mientras aprendía a meditar, a curar con las manos, los secretos de las plantas medicinales y a trabajar los estados no ordinarios de la conciencia.

Siendo adolescente, se unió como adelita al ejército del centauro del norte, sirviendo como enfermera a los soldados que llegaban heridos. Más tarde comenzaría a trabajar cantando en camiones, vendiendo billetes de lotería y participando en espectáculos de cabaret.

Con lo aprendido en la revolución comenzó haciendo sanaciones, atendía gente de cualquier clase social, daba igual si eran pobres o ricos, todos llegaban enfermos. Comenzó a sentir que una fuerza guiaba sus manos y que debía ayudar a las personas enfermas sanando sus padecimientos.

La infancia de Bárbara Guerrero en el circo
Fotos inéditas del documental Pachita milagro mexicano

Jacobo Grinberg y Pachita

En los años 70′s la popularidad de Pachita atrajo a poderosos funcionarios, a reconocidos artistas y a escritores de renombre. Asimismo, capto la atención del científico Jacobo Grinberg, quien en 1994 escribió el libro titulado «Curaciones Chamanicas: Pachita, El Milagro de México«.

Su libro, que actualmente puedes descargar en pdf, es un acercamiento a la vida de Bárbara Guerrero, sus capacidades quirúrgicas y la influencia que recibía del espíritu de Cuauhtémoc, el último emperador mexihkah. Sin embargo, la curandera nunca se atribuyó dones curativos, puesto que entendía que solo era un canal del ente espiritual que tomaba posesión de su cuerpo.

Sus dones de cirujano psíquico la convirtieron en una celebridad. Apareció en televisión, en la revista año cero, los periódicos la entrevistaban y decenas de personas hacían fila afuera de su casa. Los creyentes aseveraban que era capaz de sanar cualquier tipo de enfermedad y de manera religiosa, creían en sus capacidades chamanísticas.

Doña Pachita operaba sin anestesia

Doña Pachita operaba con un cuchillo y sin anestesia, los testigos dicen que retiraba tumores, que extirpaba un cáncer, e incluso se sabe que opero del hígado al escritor y director de cine Alejandro Jodorovski. Su hijo Cristóbal Jodorowski presenció más de 30 operaciones, y en su momento observo como operaba el cuerpo de su padre.

Tiempo después, Alejandro publico uno de sus libros llamado «La danza de la realidad: psicomagia y psicochamanismo«. El cual es un resumen de sus sensaciones, el olor a sangre, el enigmático ambiente alumbrado con velas y el profundo dolor de la operación.

Además, relata que sintió el filo del cuchillo cortando una visera con apariencia de sapo, que posteriormente fue envuelto en un trozo de papel negro, y en seguida cerro la herida con las manos.

Pachita operando con cuchillo cebollero
Foto de Pachita operando con un cuchillo

Fusión espiritual con el Tlatoani

El ritual comenzaba cuando aparecía luciendo un vestido blanco y se sentaba en el centro de su habitación. Rodeada de diversas flores y con olor a incienso, cerraba los ojos, respiraba profundamente y entraba en trance. Ella tenía una voz muy aguda, pero cuando su cuerpo comenzaba a temblar, su voz cambiaba, ya no era ella quien hablaba, sino la voz gruesa del Tlatoani.

En un estado de conciencia plena, era capaz de alinearse con las leyes de un nivel superior y liberada de prejuicios terrenales, podía sanar a sus pacientes.

Aunque muchos afirman que sus cirugías fueron un acto de circo, el ex jesuita español Salvador Freixedo especializado en estudios de lo paranormal, se interesó en las posesiones espirituales que sufría por parte de quien ella nombraba como el hermanito.

Chamanismo o charlatanería

La materialización de órganos es una técnica para crear tejido nuevo en un área del cuerpo que ha sufrido daño o enfermedad. Por lo tanto, se dice que un chamán tiene la capacidad de sanar un órgano enfermo en el cuerpo de una persona o incluso crear un órgano nuevo a partir de la nada.

Por increíble que parezca, Pachita actuaba rústicamente y sin medidas de higiene, además, las heridas nunca se infectaban y cerraban en tres o cuatro días.

Sus pacientes sabían que no conocía de medicina y aun así realizaba intervenciones médicas, lo que generó polémica, dudas y acusaciones. En consecuencia, Pachita fue investigada por actos de hechicería y acusada de charlatana, sin embargo, nunca le comprobaron nada.

Mientras su imagen crecía como milagrosa sanadora, sus detractores la acusaban de charlatana y afirmaban que la sangre en sus dedos era sangre de animales. Sin embargo, cuando se hicieron análisis de laboratorio, se demostró que era sangre humana y que correspondía al paciente que había intervenido.

La sanadora chamana Pachita
Atendía en la casa de las Brujas, en la colonia Roma, ciudad de México

El legado de Pachita la curandera

Doña Pachita no solamente operaba psíquicamente, sino que mostraba como seguir un camino de paz espiritual, el mismo camino que han llevado las tribus ancestrales mexicanas.

Su hijo Enrique Ugalde Guerrero, que murió en 2012, también practicaba la curandería. Actualmente, su nieto de nombre Israel Ugalde Bautista continúa con la tradición chamanística de la familia.

Sin embargo, se cree que su legado fue otorgado al cantante Leo Dan, personaje que paso más de 10 años a su lado y quien supuestamente recibió los secretos de la curandera mexicana.

Alejandro Jodorowsky Twitter oficial
Según Jodorowsky, el don se transfiere a la descendencia

Biografía de Bárbara Guerrero (Pachita Wikipedia)

Bárbara Guerrero, mejor conocida como Pachita, nació por el año 1900 en Parral, Chihuahua, al norte de México. Es considerada representante del chamanismo mexicano, influenciada por creencias esotéricas africanas y también dotada para manipular los estados expandidos de la conciencia.

El 29 de abril de 1979, en la Ciudad de México, Pachita falleció a los 79 años de manera natural, dejando innumerables misterios que la ciencia no ha podido explicar.

Asimismo, sus seguidores quedaron con preguntas sin resolver: ¿En verdad hacía trasplantes de órganos? ¿Qué paso con sus descendientes y su familia? ¿Cómo pudo operar utilizando un cuchillo de monte? ¿Existe la materialización de órganos?

Aunque nunca lo sabremos con certeza, la cultura popular mexicana convirtió a Pachita en una figura icónica y su influencia forma parte de la historia espiritual de un México Desconocido.

Pachita wikipedia
Pachita la chamana en trascendencia espiritual