Qué hacer y cómo lidiar con un ataque de ANSIEDAD

Los episodios de ansiedad llegan sin avisar y en el momento menos indicado. Muchas veces ni siquiera nos damos cuenta de que estamos ansiosos y simplemente nos sentimos raros. Es por ello que debemos conocernos a nosotros mismos para saber identificar cuando ocurre un desequilibrio emocional en nuestro cerebro.

Los síntomas que pueden indicar un episodio de ansiedad son:

  • Preocupación excesiva
  • Nerviosismo
  • Sudoración
  • Temblores
  • Palpitaciones
  • Tensión muscular
  • Como una especie de mareo o dolor de cabeza
  • Dificultad para respirar
  • Dolor de estómago o problemas gastrointestinales

Estos son signos comunes de ansiedad que afectan tanto a nivel emocional como físico.

Qué hacer y cómo lidiar con un ataque de ANSIEDAD
Qué hacer y cómo lidiar con un ataque de ansiedad

La urgencia de vivir rápido en la sociedad actual

Lamentablemente, vivimos en una era donde debido al internet nos acostumbraron a vivir de recompensas inmediatas.

Por ejemplo, redes sociales como TikTok, han motivado que las personas consuman contenido de manera desmedida. Ni siquiera estamos dispuestos a mirar un video de 15 segundos, ahora vamos tan rápido que no disfrutamos de nada, sin embargo, necesitamos recibir esa recompensa emocional.

Dicho lo anterior, vivimos en la era de la gratificación instantánea donde se ha creado una mentalidad de «quiero todo ahora«, lo que provoca que ya no estamos dispuestos a esperar para recibir algo de emoción.

Consecuencias de no encontrar nada que hacer

La primera consecuencia y la más notable es sentirnos aburridos, ahí comienza todo, nos pasamos deslizando el dedo en el celular sin encontrar nada que nos entretenga. Es cuando el cerebro comienza a estresarse, puesto que no está recibiendo su recompensa, similar al síndrome de abstinencia de una droga.

Como consecuencia del estrés y el aburrimiento, comenzamos a perder el equilibrio para posteriormente entrar en una especie de insatisfacción. La frustración se apodera de nuestra mente y comenzamos a sentirnos abrumados.

Esto se agrava si permanecemos mucho tiempo a solas, puesto que al estar en compañía podemos distraernos platicando o realizando alguna actividad.

Reconocer el padecimiento y buscar ayuda

Es increíble, pero un gran número de personas no se atreve a reconocer que están pasando episodios de ansiedad. Los motivos pueden ser innumerables, sin embargo, es imprescindible reconocer nuestro padecimiento y posteriormente aceptar ayuda.

Si creemos que estamos pasando por una crisis o detectamos algunos síntomas, podemos tomar algunas medidas para prevenir y aminorar los síntomas.

Cómo contrarrestar la ansiedad y la desesperación

  1. Desconexión digital: Definitivamente, a muchos nos afecta estar todo el tiempo en internet. Evita al máximo las redes sociales y las plataformas de entretenimiento digital.
  2. Crea un motivo: La ansiedad puede ser detónate de una buena idea, es decir, puedes planear un nuevo proyecto, un nuevo viaje, un nuevo negocio, un nuevo romance, un nuevo trabajo. Este es el momento para tener nuevas ideas y generar un motivo por el cual seguir adelante.
  3. Evita la soledad: Estar en tu cuarto o en tu casa mucho tiempo y a solas no te beneficia. No cierres tu mente, necesitas salir y tratar personas, hablar con ellas, convivir y socializar.
  4. Buscar ayuda profesional: Otra opción es buscar ayuda de un profesional en psicología, estas personas están preparas para ayudarte y saben como hacerlo.

Actividades que ayudan a salir de episodios ansiosos

Los ataques de ansiedad pueden ser abrumadores y aterradores. Aprender a manejar un ataque de ansiedad es esencial para reducir su impacto en tu vida. Aquí hay algunas estrategias para lidiar con un ataque de ansiedad:

Qué hacer y cómo lidiar con un ataque de ansiedad

  1. Reconoce que pasas por un ataque de ansiedad: El primer paso es darte cuenta de que estás experimentando un ataque de ansiedad. Identificarlo te permite enfrentarlo de manera más efectiva.
  2. Practica la respiración profunda: Intenta respirar lentamente, inhalando profundamente durante 4 segundos, sosteniendo la respiración durante 4 segundos y luego exhalando durante 4 segundos. Repite este proceso varias veces.
  3. Cambia tu entorno: Si es posible, cambia de lugar, es decir, no permanezcas donde estás, busca moverte a un lugar para motivar la distracción.
  4. Usa afirmaciones positivas: Hablarte a ti mismo de manera positiva y repite: «Esto pasará, yo puedo manejarlo».
  5. Haz ejercicio moderado: Si no eres un deportista habitual, sal a caminar, intenta saltar la cuerda o bailar moderadamente. Si haces ejercicio regularmente, puedes salir a correr o hacer la rutina que acostumbras.
  6. Medicación: Si estás bajo tratamiento no olvides tomar tus medicamentos a la hora que se te ha indicado.

Así solucioné mis problemas de ansiedad

Después de pasar por la recuperación del COVID-19, comencé a sentirme demasiado ansioso, yo no sabía por qué, pero todo fue de repente. Mi mente no sabía qué hacer o a donde ir, estaba como desesperado, sin embargo, una luz me ilumino y fui por una computadora que estaba descompuesta.

Tome la computadora y comencé a desarmarla, con unas brochas pequeñas comencé a limpiarla, luego retire algunas partes y continúe con la limpieza del equipo. Note que un cable estaba desconectado y simplemente presione para que se conectara.

Sin darme cuenta fue pasando el tiempo y también la ansiedad, yo estaba tan entretenido que no me había dado cuenta de que estaba haciendo una terapia natural.

Eso que tiene que ver conmigo

Quizás arreglar una computadora no sea lo tuyo, pero me refiero es que el cerebro debe estar ocupado y haciendo actividades que sean entretenidas. Si dicha actividad es minuciosa, requiere detalles o es entretenida, eso ayudará a que tu mente se distraiga y te enfoques en una actividad saludable.

Tipo de actividades para combatir la ansiedad

Aquí tienes una lista de 15 actividades que requieren atención al detalle y garantizadas que pueden ayudar a superar la ansiedad:

  1. Hacer una receta diferente (Pastel, galletas, pan, pizza, comida mexicana)
  2. Tejer chambritas o bordados
  3. Reparar aparatos eléctricos
  4. Ensamblar modelos a escala de aviones, autos o barcos
  5. Aprender a hacer joyería artesanal
  6. Realizar origami
  7. Resolver cubos Rubik
  8. Restaurar cosas antiguas
  9. Aprender cerámica o modelado de arcilla
  10. Tocar un instrumento musical
  11. Pintar cuadros al óleo
  12. Hacer trabajos de costura
  13. Aprender sobre carpintería
  14. Experimentar con la fotografía de macro (fotografía de primeros planos)
  15. Hacer ejercicio

Estas actividades no solo ofrecen una oportunidad para centrarse en detalles específicos, sino que también pueden ser una fuente de satisfacción personal y creatividad. Además, pueden ayudar a reducir la ansiedad al proporcionar una distracción positiva y un sentido de logro.

Que cosas no debo hacer en un episodio ansioso

Así como hay actividades que ayudan a contrarrestar la ansiedad, otras pueden potenciar el estrés y no ayudan a mejorar:

  1. Navegar en excesos por internet o en redes sociales
  2. Ver noticieros
  3. Consumir bebidas alcohólicas o estupefacientes
  4. Comer en exceso o no comer saludable
  5. Aislarse y acuñar pensamientos negativos
  6. Apostar o jugar compulsivamente
  7. No hacer ejercicio
  8. Dormir en exceso y en horarios irregulares
  9. Procrastinar o perder el tiempo sin sentido
  10. No tener planes a futuro

Estas son algunas consideraciones generales, sin embargo, es esencial encontrar estrategias que se adapten a tus necesidades.

Buscando alternativas para sentirse mejor

Las bebidas que consumes pueden influir en tu ansiedad y en tu bienestar general. Es por ello que a continuación, presentamos algunas bebidas que pueden ayudar y otras que es mejor evitar:

Bebidas que pueden ayudar a reducir la ansiedad:

  1. Té de hierbas: Las infusiones de hierbas como la manzanilla, la lavanda y la valeriana son conocidas por sus propiedades relajantes.
  2. Té verde: El té verde contiene antioxidantes y aminoácidos que pueden tener un efecto calmante.
  3. Té de menta: La menta puede aliviar la tensión y las molestias estomacales.
  4. Agua: Mantenerse hidratado es fundamental para el cerebro, recuerda que la deshidratación puede aumentar el estrés.
  5. Leche caliente con miel: La leche caliente puede resultar reconfortante, y la miel puede contribuir a regular los niveles de azúcar en sangre, lo que puede influir en el estado de ánimo.

Bebidas que es mejor evitar o consumir con moderación:

  1. Cafeína: Bebidas como el café puede causar nerviosismo e insomnio, el té negro y las bebidas energéticas pueden aumentar la ansiedad.
  2. Alcohol: El alcohol es un depresor del sistema nervioso central y puede relajar temporalmente, sin embargo, a largo plazo puede provocar problemas de salud mental.
  3. Bebidas azucaradas: Bebidas azucaradas como refrescos y jugos procesados pueden modificar los niveles de azúcar en sangre, lo que puede contribuir a la ansiedad.
  4. Bebidas energéticas: Estas bebidas a menudo contienen altas cantidades de cafeína y azúcar, lo que puede aumentar la inestabilidad.
  5. Bebidas psicodélicas: La ayahuasca, por ejemplo, conlleva riesgos y puede tener efectos psicológicos, incluyendo depresión y experiencias traumáticas.

Recuerda que no debemos tomar todo como una verdad absoluta, cada persona es diferente, por lo que se recomienda discreción y sobre todo buscar ayuda profesional.